Yopal, 09 de febrero del 2017. En la primera sesión presencial de OCAD Departamental del año 2017, los tres niveles de Gobierno reeligieron al gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera como presidente del Órgano Colegiado de Administración y Decisión Departamental, durante la reunión el Director del Departamento Administrativo de Planeación, Humberto Alirio Martínez, expuso el estado de 218 proyectos, presentó los saldos disponibles que se tienen para la apropiación de las iniciativas que entrarán en la vigencia fiscal 2017, los saldos disponibles por fuentes de financiación y los rendimientos financieros de los recursos de asignaciones directas que se manejan en el OCAD Departamental.

El estado de los 218 proyectos está de la siguiente forma: terminados 84, para cierre 16, cerrados 36, desaprobados 14, sin contratar 11, en proceso de contratación 1, contratados sin acta de inicio 1, y contratados en ejecución 55.

El balance de las cifras fue positivo, ya que el recaudo del departamento está por encima, conforme a lo que se tenía estimado “tenemos seguridad que todo lo que hay para asignaciones directas del bienio 2017 – 2018, será ejecutado” expresó, Humberto Alirio Martínez.

Además, dijo: “que debido a la reestructuración de la reforma tributaria que se hizo a finales del 2016, simultáneamente con la presentación de los proyectos que fueron aprobados el 27 de diciembre, se deben actualizar los valores unitarios con el presupuesto del 2017 para poderlos ejecutar”

La última semana del mes de marzo se presentarán los ajustes que se están haciendo en este momento en el Banco de Proyectos de la Gobernación de Casanare y luego se harán las mesas técnicas con los Ministerios Sectoriales para obtener el voto positivo en el OCAD Departamental.

En cuanto a los proyectos con enfoque diferencial, el año anterior la Gobernación cumplió con los recursos de asignaciones directas, para el proyecto de seguridad alimentaria y nutricional en el resguardo de Caño Mochuelo, para este año hay 2 iniciativas; una para el pueblo Sáliva que se presentó por 400 millones y otro que se radicó en Banco de Proyectos.