Gobernación pide incluir en el presupuesto del cuatrienio recursos para La Libertad

Categoría: Boyacá Creado: Viernes, 13 Febrero 2015 17:37

El planteamiento se formuló en el encuentro regional convocado por Planeación Nacional para diseñar el Plan Nacional de Desarrollo.

La reunión, que estuvo presidida por el Director Nacional de Planeación, Simón Gaviria Muñoz, permitió hacer un diagnóstico de las necesidades del departamento en los diferentes sectores económicos.

En el marco de esta sesión de trabajo el gobernador encargado de Boyacá, Kelvin Octavio Robles López, planteó la necesidad de que la Nación incluya proyectos que permitan saldar la deuda histórica de Colombia con los municipios y las comunidades que hacen parte de la ruta libertadora.

El funcionario destacó que el departamento ya hizo un primer aporte a través del empréstito por $ 30 mil millones de pesos para la fase de estudios y diseños de la vía Vado Hondo – Labranzagrande, sin embargo, se propuso la financiación de tramos esenciales para el desarrollo de la región que fue epicentro de la independencia.

En ese orden de ideas se pidió incorporar recursos para el trayecto Belén, Paz de Río, Socha, Socotá (Los Pinos), en Boyacá; y Sácama, La Cabuya y Hato Corozal, en Casanare, ruta que permitirá una comunicación eficiente con el departamento de Arauca.

Otra vía esencial para el proceso de integración con Casanare, y de reconocimiento al valor de la provincia de La Libertad, es la que de Vado Hondo comunica con la Marginal de la Selva pasando por Labranzagrande y Paya, en Boyacá; y el corregimiento de Morcote y el municipio de Nunchía, en Casanare.

Es fundamental además presupuestar el trayecto que desde la provincia de Lengupá se conecta con la vía del Cusiana a través de Páez, en Boyacá; y Chámeza y Recetor, en el Casanare.

En ese mismo sentido es prioritario para el desarrollo regional asegurar los dineros que permitan mejorar la movilidad en la ruta Tunja - Ramiriquí, Miraflores – Páez, conocida como la Transversal de Boyacá que a su vez se conecta con la vía al Cusiana.

Bajo el argumento de la productividad, el gobernador encargado le expuso al Director Nacional de Planeación la recuperación de la vía férrea que desde Paz de Río conduce a Bogotá y que pasa por Sogamoso, Duitama, Tunja, en Boyacá; y Ventaquemada y Villa Pinzón, en Cundinamarca; además de la línea férrea en el tramo Barbosa- Chiquinquirá - Bogotá.

Robles López valoró como muy importante la inversión que necesita el Aeropuerto Alberto Lleras Camargo, de Sogamoso; los alcantarillados de la provincia de La Libertad y el dragado del Río Magdalena en una extensión de 500 kilómetros de Puerto Boyacá a Santa Marta.

En materia de salud, las necesidades expuestas en lo que se denomina los diálogos regionales, se plantearon inversiones por $ 6 mil millones para vehículos de transporte asistencial medicalizado y básico y unidades odontológicas, además de $ 23 mil millones en infraestructura hospitalaria para las comunidades de Moniquirá, Paipa, Ramiriquí, Samacá, Tunja, Pisba y Santana.

Para seguir en los primeros lugares en calidad educativa, Boyacá considera prioritario apoyo del gobierno central en materia de infraestructura educativa, capacitación docente de alta calidad, bilingüismo y conectividad.

Robles López subrayó la importancia de la Región Administrativa y de Planeación Especial – RAPE - como elemento dinamizador y de consolidación económica, ambiental y social de la que hacen parte Boyacá, Bogotá, Cundinamarca, Tolima y Meta y que precisa del músculo financiero de la nación para ejecutar los proyectos que permitan potenciar sus propósitos.

En cuanto al patrimonio ambiental, se expuso la urgencia de proteger áreas estratégicas como la Sierra Nevada del Cocuy y páramos del departamento, además de la financiación de proyectos para la descontaminación del río Chicamocha a través de la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales en municipios de las provincias de Tundama y Sugamuxi.

En desarrollo agropecuario se requiere apoyo del gobierno nacional para el fortalecimiento de sistemas de riego, asistencia técnica, impulso a la comercialización y el desarrollo de modelos agroindustriales que permitan incrementar los ingresos, la rentabilidad y en consecuencia el mejoramiento de la calidad de vida del campesinado boyacense.

En cuanto al Patrimonio Cultural de Boyacá el gobernador encargado dijo que se precisa la recuperación de los senderos de la ruta libertadora, así como de la declaratoria, adquisición y operatividad de bienes de interés cultural para el uso de equipamiento social y público como la Casa de Casilda Zafra, en Santa Rosa de Viterbo.

Dentro del grupo de edificaciones históricas a conservar están también la Casa de Socotá, que fue dormitorio de Bolívar; la Casa de las 6 ventanas en Paipa, que fue referente de la Batalla del Pantano de Vargas.; y la Casona Antigua de Indumil, en Sogamoso, que fue el fuerte de Barreiro y desde donde se ordenó el sacrificio de los Héroes de la Ramada.

No menos importante en este campo es el Centro Cultural Bicentenario proyectado en la casa que habitó en Tunja el expresidente de la República, de Eduardo Santos.

Al final de su exposición el gobernador encargado participó de las mesas de trabajo en las que se puntualizaron las peticiones de Boyacá que se espera sean incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo.(Fin/ Germán García Barrera).