En la foto, las casas palafíticas de Candelilla de la Mar, en el sur de Nariño.   Juan B. Díaz / Archivo EL TIEMPO

Nadie se acuerda nunca de echarles una mirada a los departamentos de Colombia. Agobiados por la politiquería, la corrupción, el desgreño, los departamentos son las regiones olvidadas del territorio nacional. Hasta sus propios habitantes parecen indiferentes a la vida que están viviendo.

CARLOS ERNESTO CAMARGO ASSÍS Director Ejecutivo de la FND

Por: CARLOS ERNESTO CAMARGO ASSÍS
Director Ejecutivo de la FND

La recta final de 2018 ha supuesto para los gobernadores y para la Federación Nacional de Departamentos -como genuina representante de sus intereses- una serie de retos que han servido para consolidar la fortaleza institucional y administrativa de nuestras entidades territoriales y para defender los principios y valores que informan el proceso de descentralización.

Facebook

Instagram

fndcol
fndcol
fndcol
fndcol
fndcol
fndcol
fndcol
fndcol
fndcol