De acuerdo con Moreno, la coyuntura que atraviesa el mundo entero, constituye una gran oportunidad para salir fortalecidos como país. En tal sentido, el Gobierno Nacional, los empresarios, gobernadores y alcaldes, tienen que trabajar en equipo para construir acuerdos que fortalezcan la generación de empleos que se traduzcan en más ingresos para la gente de nuestras regiones, y que una vez constituidos, se apalanquen en políticas de Estado orientadas a aumentar la inversión social en salud, educación y vivienda, así como también, en bienes públicos que habiliten el desarrollo de los territorios.

"Uno de los caminos que tiene Colombia para reactivar la economía y el empleo, es promover un pacto regional, algo similar al Plan Marshall. La reactivación de obras públicas regionales, vías, acueductos, alcantarillados, vivienda, digitalización, catastro y bienes públicos nos permitirán dar empleo a cientos de miles de personas, cerrar brechas sociales en los territorios y encontrar como país un modelo de desarrollo práctico que sea incluyente, y que tenga en cuenta a los departamentos", argumento el doctor Carlos Enrique Moreno.

En la charla, a la que al que asistieron los gobernadores de los diferentes departamentos del país  y sus equipos de trabajo; se propusieron entonces  las bases de lo que podría ser el Plan del Día Después, una emulación del Plan Marshall, en la que la inversión, jaloneada por los liderazgos regionales ayude a la consolidación del empleo y a la reactivación de las economías regionales; a través de  la consolidación de cadenas productivas de valor, la adaptación de marcos fiscales, la sustitución de importaciones y el aseguramiento de la seguridad alimentaria, la eliminación de las trabas a la formalización empresarial, el nuevo relacionamiento con los recursos naturales que implique aprovechamiento de forma sostenible y la consolidación de la simplificación digital.

En el mismo sentido, el Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Camargo Assis, apuntó que las crisis, son solo escenarios de grandes oportunidades, y que, saberlas aprovechar, es el mayor desafío que enfrentan las actuales administraciones departamentales, en este momento.  Por eso, y a pocos días de cumplirse un año de la Ley de regiones el próximo 29 de junio, destacó con sentido de urgencia, la necesidad de reglamentar dicha norma a fin de consolidar el proceso de asociatividad en los territorios que impulse la puesta en marcha de un Plan de Reactivación Regional  y robustecimiento al empleo, que se traduzca en el fortalecimiento del tejido social e las regiones.

"Este mes se cumple un año de implementación de la Ley de Regiones, una de las mayores apuestas que ha dado Colombia para que los departamentos den pasos agigantados hacia la descentralización y la apuesta de proyectos conjuntos por el bienestar de sus comunidades. La reglamentación de la Ley nos permitirá acelerar el ritmo y continuar trabajando bajo un criterio de unidad, en el propósito de impulsar proyectos de carácter regional y construir territorios más prósperos, autónomos y equitativos", puntualizó el director de la FND.