ELIMINACIÓN DE LA LEY DE GARANTÍAS, UNA HERRAMIENTA MÁS PARA LA ADECUADA EJECUCIÓN DE LOS RECURSOS REGIONALES EN EL 2019

La Federación Nacional de Departamentos, en cabeza de su director Carlos Camargo Assis, ha realizado un estudio riguroso y detallado sobre el proyecto que derogaría la Ley de Garantías, cuyo objetivo ha sido el de articular y encontrar los mejores mecanismos y medidas para el desarrollo de las regiones.

En este sentido, uno de los elementos más importantes del proyecto es que durante los cuatro meses anteriores a las elecciones se puedan celebrar convenios con las entidades del orden nacional y territorial, así se mantenga la restricción a los gobernadores, alcaldes municipales y/o distritales, secretarios, gerentes y directores de entidades descentralizadas del orden municipal, departamental o distrital para celebrar convenios interadministrativos con entidades del mismo nivel.

“La medida de la ley de garantías restringe la posibilidad de trasladar recursos del orden nacional al orden territorial, pero que ya no tendría sentido, con la entrada en vigencia del acto legislativo No. 2 de 2015, que eliminó la figura de la reelección presidencial, por lo cual genera una derogatoria tácita por la falta de conformidad a derecho. La norma dejó de ser compatible con la estipulación constitucional”, explica el director Camargo.

Según el director de la federación, “la nueva estipulación constitucional prevalece sobre la norma legal, por lo que al eliminarse de la Constitución la figura de reelección presidencial, pierden vigor todas las disposiciones legales y reglamentarias que la desarrollan, lo que conlleva a que el operador jurídico no tenga otro camino distinto que de inaplicar la norma”.

En tal sentido, las regiones tendrían la posibilidad de avanzar en los proyectos que requieran el apalancamiento del orden nacional, creando así un camino más efectivo en la gestión pública.