Secretarios de Hacienda y Jefes de Renta de los departamentos participan en la revisión concertada con el Gobierno Nacional para buscarle salidas a un costoso problema fiscal para las entidades territoriales.

Bogotá, 23 de octubre (FND). Las gobernaciones de los departamentos, a través de sus Secretarios de Hacienda y Jefes de Rentas, emprendieron hoy revisión a la metodología propuesta por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) para revisar la fórmula con base en la cual debe ser calculado el precio de venta al público de licores y aperitivos.

“Los gobiernos de las entidades territoriales confían en que de allí salga una fórmula para evitar que la reducción de los recaudos siga generando perjuicios fiscales que llegan a los $630.000 millones anuales.” Aseguró Carlos Camargo Assis, Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos. El análisis transcurre en un escenario de concertación abierto por la Federación Nacional de Departamentos, con el apoyo del gobierno nacional, en la que también participan los importadores, como actores fundamentales en la cadena de comercialización.

De acuerdo con estudios preparados por la Federación y las administraciones territoriales, los departamentos han dejado de percibir entre un 25% y un 35% del impuesto al consumo desde que entró en vigor la formula adoptada por el gobierno anterior.

La concertación que avanza hoy, con buenos augurios, servirá para evitar que la disminución de rentas -en caso de que se mantuviera la fórmula actual- supere los $2,5 billones durante los próximos cuatro años. De ser así, los departamentos y el Distrito Capital reducirán forzosamente sus aportes a la salud, la educación y el deporte.

Con el clima de concertación actual el problema parece entrar en vías de solución.