Hoy tenemos la oportunidad de volver a creer y recuperar nuestra esperanza, darle significado a la riqueza que nos ofrece cada uno de los departamentos de nuestro país, aprovechar nuestra diversidad y convertirla en la insignia de nuestro desarrollo. Llegó la hora de poner en marcha ese reloj que se detuvo en la hora de Colombia, de tomar nuestras maletas y redescubrir la belleza de nuestras regiones. Es hora de aventurarnos a disfrutar juntos las coloridas playas, entrar en el corazón de nuestros bosques montañas y desiertos, y sorprendernos en la belleza cultural, gastronómica e histórica de nuestras ciudades, la magia de nuestros pueblos y sentir de nuevo la emoción de viajar en familia y descubrir nuevos lugares. Desafiar la imaginación para vivir nuevas experiencias.

Colombia nos brinda de nuevo la oportunidad de recorrerla vivirla y disfrutarla y la Federación Nacional de Departamentos está lista para apoyar a cada una de las regiones en este nuevo comienzo.