Por: Katherine Suárez - Gobernación de Santander

Foto: Gobernación de Santander

 

El Gobierno Siempre Santander a través de la Secretaría de Educación emitió la resolución 04280, en la que modifica el calendario académico de las instituciones educativas públicas del departamento para el segundo semestre de 2020, a raíz de las afectaciones que ha generado el COVID-19 en el país y el mundo durante este año.

“Se ha realizado una modificación al calendario escolar para el segundo semestre del año 2020. A partir del 13 de julio y hasta el 26 de julio, nuestros estudiantes tendrán vacaciones, un receso estudiantil”, anuncia la secretaria de Educación Departamental, María Eugenia Triana Vargas.

Además, Triana Vargas agregó que, “los docentes tendrán una semana de receso que está comprendida del 13 al 19 de julio y del 20 al 26 de julio tendrán una semana de desarrollo institucional, en la cual estarán preparando todos los contenidos y la flexibilización de ellos para lo que será la atención de la educación durante el segundo semestre”.

 Igualmente se precisó en la resolución que del 5 al 11 de octubre los estudiantes santandereanos tendrán una semana de receso estudiantil, que servirá para el desarrollo institucional de los maestros; culminando así el calendario escolar el 20 de diciembre.

En 2020 las clases serán virtuales

Por otro lado, la administración departamental en cabeza del gobernador Mauricio Aguilar Hurtado, advirtió que los estudiantes no regresarán a las aulas el 1 de agosto del presente año, ya que no se tienen las garantías suficientes para evitar mayores contagios en la región.

“Encontramos que el 90% de los padres de familia están en desacuerdo con enviar sus hijos a las aulas para atender la educación desde allí. Ellos prefieren que se mantenga la educación a través del aprendizaje en casa, como se viene desarrollando”, manifestó la Secretaria de Educación.

Luego del diagnóstico realizado por la dependencia se encontró que el 22% de los docentes de Santander son mayores de 60 años, lo que representa un peligro si se considera que algunos hacen parte de la población de riesgo.

Triana Vargas, añade que, “se ha hecho una verificación de los establecimientos educativos del departamento, donde encontramos grandes falencias, especialmente en colegios que tienen un mayor número de estudiantes. El transporte escolar también es otro factor que impide el retorno a clases, ya que la mayoría de estudiantes son de la zona rural y deben utilizar el transporte, situación que se vuelve compleja porque se tendrá que hacer una mayor inversión en recursos, y las rutas no podrían transportar el mismo número de niños, debido a que se debe que mantener el distanciamiento”.

El Gobierno Departamental invita a los padres de familia a mantener a los niños, niñas, jóvenes y adolescentes dentro del sistema educativo, y a continuar trabajando con su aprendizaje en casa.