Foto: Prensa FND

Bogotá, 3 de diciembre de 2019. 

Un cordial saludo al señor Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez; al señor Defensor del Pueblo, Carlos Negret; a los señores embajadores y a los gobernadores electos, a quienes agradecemos su presencia. Tenerlos aqui es un orgullo para todos.

Este evento muestra el compromiso de la Federación Nacional de Departamentos, la Procuraduría, la Defensoría y la cooperación internacional por trabajar juntos, aunar esfuerzos y trazar una agenda común para enfrentar los desafíos que nos plantean en los territorios los violentos.

Se trata de diseñar una ruta de acción para trabajar con los nuevos mandatarios regionales, desde el primer día de gobierno, de manera coordinada sobre los temas que afectan la tranquilidad y la convivencia en las regiones, y amenazan la democracia y la institucionalidad.

La erradicación de los cultivos ilícitos, la protección de la vida de los líderes sociales y defensores de derechos humanos, y la consolidación de los municipios PDET, son temas prioritarios para todos. Se trata, en síntesis, de apostarle a la construcción de un país en paz y una democracia fuerte que defiende la vida.

El narcotráfico es la mayor amenaza a la democracia. Es el combustible de todas las guerras y el causante de todas nuestras tragedias. Colombia no solo es uno de los mayores productores y exportadores de coca, sino también, para nuestra desgracia, un país consumidor.

Los alcaldes y gobernadores están lidiando con este flagelo. Somos una sociedad que batalla sin descanso para liberarse de la violencia. Pero esa lucha no la ganaremos solos. Necesitamos la cooperación internacional.

Es vital el tema de la recuperación de los territorios por la fuerza pública, consolidar la presencia del estado en todas las regiones y erradicar los cultivos ilícitos, un tema que para las agencias de cooperación es principal en sus agendas.

Para el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, derrotar al narcotráfico es una prioridad. La política de erradicación debe unirnos y no dividirnos, debe escuchar a las comunidades, y tiene que estar acompañada de la lucha contra el consumo global.

Y ligado al narcotráfico esta el asesinato sistemático de los líderes sociales y defensores de derechos humanos, que afecta, principalmente, a siete departamentos.

La Federación invita a los gobernadores a convertir este tema en una prioridad de sus administraciones desde el empalme, dándole un lugar destacado en sus planes de desarrollo y en sus presupuestos. La defensa de la vida nos compromete a todos.

Un instrumento fundamental será la política pública de protección de los líderes sociales, que viene elaborando el Ministerio del Interior, en cumplimiento del Pacto por la Vida de Apartadó. La Federación ha apoyado la elaboración de esa política y esta comprometida con su implementación.

En el año que termina la Federación ha acompañado a la Procuraduría en su estrategia de protección a la vida y diálogo social, vinculando a los gobernadores. En 2020 reforzaremos esta presencia institucional. Para ello, firmaremos al término de esta jornada y con ustedes como testigos, un convenio de cooperación para darle, además, mayor impulso temas vitales para la modernización del estado como la lucha contra la corrupción, el impulso a la ley de regiones, la capacitación de los funcionarios públicos y la reforma al sistema judicial.

Del mismo, estamos listos para apoyar los esfuerzos de la ONU para consolidar los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, tarea en la que es justo reconocer la tarea del Gobierno Nacional en el cumplimiento de los acuerdos. Además, apoyamos los 171 municipios, incluido Barrancomina, con Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET.

Para la Federación es fundamental la cooperación internacional, un tema que impulsamos en las regiones, a través de convenios con importantes agencias, que tienen presencia en todo el territorio. Estoy seguro que los nuevos gobernadores saldrán hoy de este evento con una mayor consciencia de la importancia de la cooperación en el desarrollo de sus regiones y con una mirada más amplia de las oportunidades que esta brinda. Tenemos mucho por hacer. Avancemos en la construcción de unas regiones conectadas con el mundo.