• En PMU convocado por el Gobierno Nacional, presidente de la FND hace llamado a la sensatez y responsabilidad para enfrentar tercer pico de la pandemia
 
Bogotá, D,C. Lunes 26 de abril de 2021 (FND). Atendiendo a la situación epidemiológica del país y la acelerada velocidad en contagiados por COVID-19 que se ha traducido en preocupantes cifras de ocupación de camas UCI en varias regiones del país, el Presidente de la Federación Nacional de Departamentos y Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, hace llamado a los organizadores y promotores legítimos del Paro Nacional a postergar las movilizaciones convocadas para el próximo jueves 28 de abril, hasta tanto pase el tercer pico de la pandemia.
 
Desde el Puesto de Mando Unificado PMU, que contó con la participación del Presidente de la República, Iván Duque, gobernadores, alcaldes y miembros de la cúpula de la Policía Nacional, el Presidente de la FND instó a los colombianos a asumir un compromiso de sensatez y responsabilidad ante la grave situación de salud pública por la que se está atravesando.
 
"Los departamentos garantizamos el derecho a la protesta y el disenso de los ciudadanos, así ha sido el último año. Sin embargo, esta vez nuestro llamado respetuoso desde la Federación de Departamentos es a la sensatez y la responsabilidad, sobre todo en una de las semanas más difíciles de la pandemia. Pedimos postergar las manifestaciones para cuando haya pasado este pico y este nivel de alerta en el país", puntualizó el Gobernador de Cundinamarca y Presidente de la FND, Nicolás García.
 
La Federación Nacional de Departamentos, en representación de los gobernadores del país, realizó llamado a la ciudadanía a redoblar las medidas de autocuidado y distanciamiento social en las próximas semanas, evitando las aglomeraciones, manteniendo todos los protocolos de bioseguridad y haciendo uso correcto del tapabocas.
 
Desde el PMU de la Federación Nacional de Departamentos, se seguirá monitoreando el comportamiento y la tendencia del virus en los territorios, para reaccionar oportunamente, fortalecer la capacidad hospitalaria instalada y adoptar todas las medidas necesarias para propender por el aplanamiento de la curva de contagios, avanzar con el Plan Nacional de Vacunación e impulsar la reactivación económica segura, priorizando la salud y vida de las comunidades.